martes, 16 de mayo de 2017

ACEITE DE PALMA: el aceite vegetal perjudicial para la salud


Los ácidos grasos saturados unido a los problemas ambientales que conlleva su cultivo, lo han convertido en uno de los aceites vegetales de consumo más perjudiciales para la salud.
El aceite de palma es un aceite vegetal que se extrae del mesocarpio de la fruta de la palma, una palmera de origen africano. Hoy en día, el aceite de palma se cultiva en África, Asia, América del Norte y América del Sur, aunque un 85% de su producción viene de Indonesia y Malasia., cuya producción se ha duplicado en la última década


PERJUICIOS DEL ACEITE DE PALMA
La razón fundamental por la que el aceite de palma es malo para la salud, es por la presencia de ácidos grasos saturados de cadena corta y pares de carbono (que son las más pèrjudiciales dentro de éstas grasas provocando disfunciones metabólicas como la diabetis) e hidrogenados en una proporción del total superior al 50%.Hay que añadir una pobre presencia de grasas buenas, alrededor de un 10%.
El aceite de palma al procesarlo a 200 grados para suavizar su sabor y depurarlo. Junto al refinado provoca la liberación del ácido graso glicidilo, un agente cancerígeno.
Además se ha estudiado una relación directa entre el exceso de consumo de grasas saturadas de este tipo potencia la metástasis a través de la proteina CD36.
Tiene un impacto directo para algunos tumores, como el de colón

INFORMACIÓN NUTRICIONAL
100 gramos de aceite de palma contienen: 
Calorías 884 
Grasas totales 100 de las cuales: 
Ácidos grasos saturados 49 g 
Ácidos grasos poliinsaturados 9 g 
Ácidos grasos monoinsaturados 37 g 
Colesterol 0 mg 
Sodio 0 mg 
Hidratos de carbono 0 g 
Fibra alimentaria 0 g 
Azúcares 0 g 
Proteínas 0 g 
Vitamina A 0 IU Vitamina C 0 mg, Vitamina B6 0 mg Vitamina B12 0 µg 
Calcio 0 mg Hierro 0 mg 
Magnesio 0 mg 


DONDE ENCONTRAMOS EL ACEITE DE PALMA
En la industria alimentaria es muy apreciado por sus características, ya que hace que los alimentos donde se utilizan sean más untuosos y cremosos, más crujientes y resistentes a la oxidación. 
Se utiliza mucho en repostería: para las coberturas de chocolate, en las cremas, snacks y aperitivos, pasteles, comida precocinada, chips y aperitivos. 
Esta presente en casi todos los alimentos procesados, junto a las harinas refinadas, el azúcar y la sal. Esta sinergia de productos convierte a estos alimentos procesados en verdaderas bombas para nuestro equilibrio y salud natural.
Podrás encontrarlo en otro tipo de productos como cremas para el cuerpo y la cara, geles, jabones y detergentes, y, en general, se utiliza mucho en la industria cosmética.
El aceite de palma recibe dentro de la industria alimentaria y otras indusstrias infinidad de nombres que opueden confundirte. Como norma en cualquier etiqueta, cualquier alimento cuyo el contenido en grasas saturadas es igual o superior al 50%, es más que probable que sea aceite de palma.

Fuente: Adelgazar y Salud,

No hay comentarios:

Publicar un comentario