jueves, 21 de marzo de 2013

PROBIOTICOS: Las Bacterias del Intestino


PROBIÓTICOS: Las Bacterias del Intestino

En el aparato digestivo humano habitan unas 400 especies de bacterias. La mayoría 
contribuyen de forma positiva a nuestra salud, pero también se encuentran bacterias 
patógenas que pueden proliferar desequilibrando intestino y produciendo 
molestias como meteorismo, flatulencia, estreñimiento o diarrea.

Las bacterias beneficiosas se alimentan de fibra y producen ácidos orgánicos que 

modifican la acidez de los intestinos, controlando así la proliferación de las bacterias
patógenas. También elaboran algunas vitaminas y nos ayudan a digerir los alimentos.

Los probióticos son microorganismos vivos, los cuales tras ser consumidos en 

cantidades suficientes, ejercen un efecto positivo sobre la salud, más allá 
de los efectos nutricionales tradicionales. Estas bacterias se asientan en el intestino, 
reforzando y favoreciendo el crecimiento de la flora beneficiosa.

Bajo la denominación de Acidophilus se agrupan una serie de cepas bacterianas 

probióticas: especies de Lactobacillus (acidophilus, bulgaricus, brevis, caucasicus,
salivarius, rhamnosus…),el Bifidobacterium lactis y el Streptococcus termophilus  
entre otros.

Para beneficiarnos de la acción de los probióticos, las bacterias han de llegar vivas 

a la mucosa intestinal, efecto que está asegurado en productos que cumplen una serie 
de criterios de calidad:
· Las bacterias están recubiertas de una capa protectora que las protege de las 
condiciones ambientales externas (humedad y cambios de temperatura).
· Los microorganismos están protegidos de la acidez del estómago mediante 
recubrimientos especiales, de manera que sobreviven a la digestión gástrica y llegan 
intactos al intestino.
· Contienen cepas bacterianas iguales a las que se encuentran de forma natural en el 
intestino humano, de manera que pueden implantarse en este ambiente y colonizarlo.

Acciones de los Probióticos
· Regulan el tránsito intestinal y desintoxican el tracto digestivo.
· Eliminan el mal aliento originado por problemas intestinales y ayudan al tratamiento 

del acné.
· Crean un ambiente desfavorable para los microorganismos patógenos, como hongos, 
coliformes, clostridios y micrococos.
· Secretan una sustancia, la colicina, con actividad antibiótica natural, que puede 

neutralizar los efectos negativos de los antibióticos orales. Los antibióticos químicos
 destruyen la flora intestinal, permaneciendo las levaduras y hongos, que son 
causantes de alteraciones 
digestivas como la diarrea, las flatulencias y el estreñimiento. Estos hongos también 
pueden desarrollarse en los pulmones, vagina, boca, pies y manos.
· Ayudan a reducir el colesterol y los triglicéridos. El Lactobacillus participa en la 
utilización de las vitaminas del grupo B en el organismo, que influyen sobre el 
metabolismo de las grasas.
· Favorecen la digestión de las proteínas y grasas de los productos lácteos y de la 
lactosa.

Fuente: CONSEJOSBLOG

No hay comentarios:

Publicar un comentario