viernes, 21 de abril de 2017

EL GROSELLERO NEGRO: ANTIALÉRGICO Y ANTIINFLAMATORIO NATURAL

Propiedades
Las propiedades del grosellero negro se encuentran tanto en las hojas y brotes como en los frutos. En cuanto a hojas y brotes, ricas en vitamina C, además de poder compensar la deficiencia de esta vitamina, sirve para combatir la alergia, son diuréticas, astringentes y antiinflamatorias. Su contenido en quercetina le convierte en un remedio útil para procesos de reuma, artrosis o artritis.

En cuanto al fruto, es rico en vitaminas c, las del grupo B y magnesio, y es vasoprotector. Combate la fragilidad capilar varices, hemorroides, flebitis, renitis, miopía progresiva, arterioscleriosis. También tiene propiedades diaforéticas, es decir, facilita la sudoración por lo que la hace muy útil en caso de fiebres altas. Su contenido en flavonoides y antocianatos le convierten en un fruto antioxidante y antiinflamatorio.
La presión fría de las semillas del grosellero negro contiene una cantidad valiosa de omega 3 y 6.

Efectos adversos del cortisol

Las glándulas adrenales son cruciales dentro del sistema endocrino puesto que se encargan de la respuesta al estrés.
Para ello sintetizan dos tipos de hormonas: las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina), producidas en la zona de la médula adrenal, participan en la respuesta al estrés en fase aguda; los corticoides (cortisol entre otros) proceden de la corteza adrenal y son los responsables de la adaptación en caso de cronificación de las condiciones estresantes.
El cortisol en concreto tiene efectos antiinflamatorios y antialérgicos, por lo que se han desarrollado sustancias químicas que ejercen su mismo efecto, los agonistas sintéticos del cortisol. Estos fármacos se utilizan muy frecuentemente para tratar afecciones tanto de origen inflamatorio (artritis, lupus eritematoso, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, hepatitis, etc.) como de origen alérgico (reacciones alérgicas, dermatitis, asma, etc.).
Sus efectos adversos son bien conocidos: modificaciones de la distribución de la grasa corporal, osteoporosis, diabetes, ansiedad, depresión y supresión del sistema inmunitario entre otros. Lo más destacado es que disminuyen la producción natural de cortisol provocando el denominado síndrome de Cushing, complicado de revertir en muchos casos.

Alternativa terapéutica natural
Ante todos estos inconvenientes surge la necesidad de encontrar una alternativa natural a estos fármacos tan agresivos. Así pues, los brotes de grosellero negro, que tonifican las glándulas suprarrenales aumentando de forma natural los niveles de cortisol en sangre, son una opción interesante y cada vez más popular.
Hay que aclarar que no alteran drásticamente los niveles de cortisol, sino que lo aumentan progresivamente sin comprometer la salud del paciente. El mecanismo de acción es diferente, lo cual permite a los usuarios de corticoides sintéticos sumar a su medicación este extracto vegetal sin ningún riesgo. De hecho con el tiempo y con el acompañamiento de su médico, la yemoterapia podrá permitir en algunos casos reducir progresivamente la dosis de su medicación.
No en vano los brotes de grosellero negro están considerados como un adaptógeno, es decir, un producto natural que aumenta el rendimiento físico e intelectual del organismo frente a condiciones especialmente duras. Con estas características podemos comprender que prácticamente cualquier persona podrá mejorar su estado de salud.





No hay comentarios:

Publicar un comentario